Entretenimiento 8 Marzo 2010
0 Comentarios
Tamaño texto
ACTORES QUE SE ADMIRAN
Hijo de Kenny Grullón dice su padre debe ganar
TEATRO. KENNY Y JAVIER GRULLÓN COMPITEN EN LA CATEGORÍA “ACTOR DEL AÑO”: EL PADRE POR “EL VIOLINISTA” Y “EL CARTERO”, Y EL HIJO POR SU PAPEL EN “HAIR SPRAY” Y “CENICIENTA”
Ynmaculada Cruz Hierro
ynmaculada.cruz@listinadiario.com

Santo Domingo.- Para Kenny Grullón el mejor regalo que ha podido hacerle Acroarte es reconocer el trabajo de su hijo Javier, con quien comparte (dice no compite) la categoría Mejor Actor del Año en los Premios Casandra. En cuanto a él esta nominación es una especie de graduación en el teatro ya que define sus actuaciones (El violinista en el tejado y El cartero) como sus mejores trabajos en los más de 20 años que lleva en las tablas.

Mientras que para Javier ha sido una celebración ya que son muchos los logros que envuelve esta nominación. Como un niño ilusionado cuenta con sus dedos y  explica que en su primer año protagonizando sea tomado en cuenta por dos obras (Hair Spray y Cenicienta). También es un honor para él compartir en la misma categoría con su padre y por último competir con actores de la taya de Irving Alberti, José Roberto Díaz y Claudio Rivera.

“Yo tengo mi favorito, y creo que quien merece ese premio es mi papá, y no es porque sea mi padre, sino porque hizo un magnífico trabajo”, aseguro Javier, quien confiesa espera celebrar el día 16 de marzo.

José Jhan asesora a Kenny y Javier ha comprado en Zara
A pesar que en la familia del actor y humorista Kenny Grullón  la risas y los chistes eran parte de la cotidianidad, siempre tuvo claro su papel como padre, aunque muy chévere, así lo dicen sus hijos, pero conscience de su deber.

Y hoy el orgullo de Kenny es el resultado que ha tenido su primogénito Javier en el teatro, nominado por dos trabajos actorales es una muestra de que el joven de 22 años aprendió el oficio con seriedad.

Ambos están listos para la ceremonia y dispuestos a celebrar cualquiera de los dos que sea el ganador de la estatuilla este 16 de marzo. Para la ocasión Kenny se ha asesorado del estilista José Jhan, quien se en cargará de su vestuario, mientras que Javier se ha ido a una tienda de moda como Zara para adquirir un atuendo elegante pero que la vez se destaque su juventud.

Definitivamente que Javier ha heredado de su padre el amor por la actuación, no  así heredó el humor, pues al chico se le ve super serio y muy maduro. En cambio a Kenny el humor le fluye a flor de piel y es quien termina haciendo reir a todos con sus ocurrencias.

La primera aparición en el teatro de Javier fue en High School Music y también fue la primera vez que su padre lo vio en escena, y cuenta Kenny que cada vez que lo veia actuar lloraba como un niño de emoción. “En esa obra mi hijo no tuvo el papel protagónico, sin embargo, las mejores críticas fueron para él, yo me sentí muy orgulloso”, dijo.

Al año siguiente la vida le dio la oportunidad de protagonizar juntos en la versión de “Cenicienta” con sus mismos roles, padre e hijo en al actuación del rey y el príncipe respectivamente. Pero antes había logrado trabajar juntos en el musical “El violinista en el tejado”.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar