Listin Diario Logo
25 de julio 2017, actualizado a las 12:11 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
El Norte viernes, 06 de enero de 2017
0 Comentarios

Finanzas

La aventura del primer carro

LOS FUTUROS COMPRADORES NECESITAN HACER UN AHORRO PROGRAMADO

  • La aventura del primer carro

    Evaluación. Todo no es color de rosa, recuerde que posteriormente a la adquisición hay que llenar el tanque, y llegan las visitas al taller, las revisiones y chequeos periódicos que variarán en precio según la marca de su vehículo.

Dalma Núñez Román
Puerto Plata

 Tener un vehículo es el sueño de muchos, adquirirlo es lo que podría convertir­se en una pesadilla, de no tomar las decisiones correc­tas en el momento oportuno. Comprar el primer carro re­presenta una inversión im­portante, por lo que hay que calcular bien los costos y los pasos a dar, pensar con sere­nidad, y ante todo, ceder a la razón más que al corazón, pues no siempre el auto que nos roba suspiros será el que convenga a los bolsillos y a la realidad.

Adquirir el carro anhela­do no se hace tan difícil en estos tiempos, sobre todo, por las tentadoras ofertas de fi­nanciamiento que se encuen­tran en el mercado, éstas que hacen caer al comprador sin darle tiempo a pensar en el “costo-beneficio”. Pero si se poseen los ahorros suficien­tes para emprender una ne­gociación responsable, o se goza de una capacidad de en­deudamiento que no lleve a la locura post compra, y se goza de una buena y sincera orientación previa al nego­cio, quizás es tiempo de que se “monte”, esta vez, en un auto propio.

El momento perfecto
Los vehículos no cambian de costo por temporada, mantienen un precio están­dar que depende de la marca, el año y el modelo. “No hay fecha del año que sea mejor o peor para comprar un carro”, asegura Oneido Marte Mo­tors, presidente y propieta­rio de Oneido Marte Motors. Sin embargo, a nivel finan­ciero sí es recomendable pla­nificarse y elegir el tiempo adecuado para realizar una inversión.

“El momento perfecto es aquel en el cual, luego de haber elegido el tipo de vehí­culo que va a comprar y de haber cumplido su plan de ahorro personal, se puedan generar los suficientes ingre­sos que permitan cubrir un presupuesto personal, más la cuota del financiamiento y los gastos de mantenimien­to que exige el vehículo”, indicó Felipe Hart, gerente del Banco Ademi de Puerto Plata.

El modelo, año y presupuesto
A la hora de comprar un ve­hículo hay muchos factores a los cuales prestarle atención, como la seguridad, el consu­mo de combustible, el confort y modernidad de su sistema, y pensar detenidamente en el año y modelo que cumpla con los requisitos de los gus­tos personales.

Oneido Marte, presidente de Oneido Marte Motors, re­comienda marcas como To­yota, en sus modelos Camry o Corolla. “Es una marca ase­quible, las piezas es raro que tengan problemas, y si lo tie­nen se pueden encontrar con facilidad. Tiene buena salida cuando guste venderlo”, ase­gura el ejecutivo. Honda, es otra de las marcas que reco­mienda el conocedor de mer­cadeo y marcas de vehículos. Las sugiere tras el acabado de que sería una inversión en la que “el capital no se pierde”.

“Mientras más nuevo, el carro es más caro”, puntua­liza Oneido Marte. Entiende que es probable que quienes se aventuran a comprar por primera vez puedan pagar –sin altos riesgos de endeuda­miento- por un modelo que no se ajuste a su realidad eco­nómica.

“El nuevo pagará más y cuando lo vayas a cambiar, puede que pierdas, porque al comprarlo nuevo y optar por venderlo, lo venderás como usado”, agrega Marte. Acon­seja que es mejor conseguir uno usado en óptimas condi­ciones.

¡Hay que llenar el tanque!
“No es sólo comprar el carro…”, esta es una frase popular de los padres cuan­do se les habla sobre adqui­rir un auto, afirmación que refuerza el asesor financiero Francisco Rodríguez, quien advierte que “comprar un carro es una decisión que im­plica constantes desembol­sos de efectivo tanto a corto como a mediano plazo”. El después empieza por el costo del carro, y sigue el pago de cuotas, el mantenimiento y el costo permanente de los com­bustibles.

 UN PRÉSTAMO INTELIGENTE
No todo el mundo puede darse el lujo de comprar un carro al contado, aunque siempre será la manera más idónea y recomendada por los expertos. El panorama coloca a los préstamos como salida inmediata, el consultor financiero, Francisco Rodríguez, expone que antes de cualquier crédito es conveniente “percatarse de la tasa de interés del financiamiento, las cláusulas en el contrato, conocer las políticas generales de la institución financiera y evitar financiar el 100 por ciento del valor del vehículo deseado”.

Freno o acelero: Dealer o banco
“De manera particular, los bancos se caracterizan por tasas de interés más blandas, plazos más flexibles, mayor transparencia en las operaciones. Mientras que los “dealers” de vehículos tienden a ser más rápidos en los desembolsos, ser menos burocráticos”, opina Rodríguez, también creador de @VilanuevaBlog. Propone, en este caso, estudiar con el mismo nivel de cuidado ambas entidades, luego analizar las opciones y escoger la más conveniente.

Ahorro como combustible
Hart y Rodríguez coinciden en que se puede comprar un vehículo sin endeudarse, siempre y cuando se tenga disciplina, paciencia y persistencia. Los expertos consultados exhortan al ahorro como parte integral para alcanzar el balance financiero y con esto, el sueño del primer carro, sin tener pesadillas.

Resumiendo: Póngase el cinturón
Adquirir nuestro primer vehículo sin morir en el intento, sí es posible. Felipe Hart recomienda tomar en cuenta los siguientes puntos:

1 Elegir un vehículo que le guste, que sea con­fortable, asequible a su presupuesto, y que sea de una marca reconocida, para que el costo de mante­nimiento sea económico y que el vehículo mantenga su valor en el mercado.

2 Tener el inicial, como mínimo un 20 por ciento del valor del vehículo que deseas adqui­rir, porque a mayor inicial podrás manejar una cuota de financiamiento más eco­nómica.

3 Tasa de interés. Tomar muy en cuenta el costo de la misma y el tiempo del financiamiento, si es muy variable va a alte­rar su presupuesto y a elevar el costo de finan­ciamiento.

4 Evaluar las facilidades que ofrece el proveedor financiero en los gas­tos del financiamiento.

5 Optar por un provee­dor financiero que le asesore, que le lleve de la mano en el proceso desde la compra hasta el saldo del mismo.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en El Norte

    Descubre