http://images2.listindiario.com/image/article/171/680x460/0/AB686ECE-1A5E-490D-AECC-97366093F41F.jpeg
Listin Diario
23 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 2:07 PM
El Norte 5 Marzo 2010
0 Comentarios
Tamaño texto
TRABAJO SOLIDARIO
Fundación Madre Teresa llega hasta el Noroeste
  • Local en que funciona en Montecristi la Fundación Madre Teresa, que realiza una gran labor humanitaria y social en esta zona.
Compartir este artículo
Félix González

Montecristi.- Las virtudes altruistas y filantrópicas practicadas por las Misioneras de la Caridad, congregación fundada por la albanesa Agnes Gonxha Bojaxhiu, la Madre Teresa de Calcuta “la monja de los callejones”, fueron asimiladas por una sabanetera que aprovechando el vigor de su mocedad se radicó en el barrio Queen de Nueva York, donde combinó el rigor de la faena diaria con el de sindicalista abanderada de los derechos de los obreros, ocasión en que fue víctima en 1998 de un grave accidente físico, hecho que dio origen a la Fundación Madre Teresa.

La protagonista de esta breve historia, Petra Rodríguez de Pérez, luego de su recuperación, se estableció a principios del año 2003 en Montecristi, lugar de origen de su esposo Federico (Jaramillo) Pérez, con cuya anuencia destinó una gran parte de los recursos procedentes de su indemnización para aliviar el dolor de los enfermos, prevenir enfermedades, socorrer a los pobres y formar íntegramente a los jóvenes.

El día 16 de julio del 2003, con el desarrollo de un amplio operativo médico asistencial, mediante la ejecución de consultas médicas generales, odontológicas y distribución de medicamentos que cubrió la atención de 1,236 personas, comenzó a operar en beneficio de los pobres la Fundación Madre Teresa, bajo la dirección de la señora Petra Pérez.

“Ese día en que iniciamos los servicios de la fundación, me sentía rebosante de optimismo, fortalecida por mi fe en Cristo y bañada del voto habitual que la Madre Teresa agregó en su congregación: el dar de todo corazón servicio desinteresado a los más pobres de los pobres; sentí que había comenzado una nueva etapa en mi vida y una gran esperanza para los pobres de esta zona deprimida por el alto índice de indigencia”, expresó Doña Petra compungida y afligida por las lágrimas.

Labor social
La Fundación Madre Teresa, desde su creación mantiene una intensa labor social en beneficio de miles de enfermos, ancianos, madres solteras, discapacitados y jóvenes de esta y otras zonas del país.

Con el respaldo de Salud Pública mantiene activa la farmacia de la fundación, donando medicamentos bajo indicaciones médicas, pañales desechables, leche materna y para envejecientes; además el programa de salud incluye referimientos al Hospital Regional Universitario Cabral y Báez de Santiago y otros centros sanitarios del país; cuenta con un equipo de médicos, paramédicos y trabajadoras sociales, a fin de garantizar salud gratuita a millares de personas afectadas de dolencias, y un consultorio odontológico que ofrece servicio gratis en las áreas de prótesis dental, tratamiento de caries, operatoria y blanqueamiento.

Además de la sala de cirugías totalmente equipada, posee un moderno laboratorio clínico y una unidad de rehabilitación y terapia que atiende a pacientes con traumas y lesiones fisicomotoras de diversas regiones, proporcionándoles prótesis, muletas, bastones, andadores y sillas de ruedas a quienes lo precisen.

En coordinación con el Plan Social de la Presidencia, periódicamente la fundación distribuye leche y raciones alimenticias a las familias pobres.

Otra de las plausibles obras sociales se ejecuta a final de año con la cena de Navidad, beneficiando a más de 500 niños pobres y huérfanos de los barrios Francisco Javier, El Albinal y Cristo Rey.

Donantes voluntarios
La fundadora y  presidenta de la Fundación Madre Teresa, al deplorar las cuantiosas inversiones en asuntos baladíes por parte de muchas dependencias del Estado dominicano, lo que a su juicio es una injusticia contra la pobreza, significó que la fundación se mantiene funcionando con muchas limitaciones y precariedades, agradeciendo las donaciones de voluntarios, destacando que la Organización Dominicana de Recursos Internacionales (ODRI), radicada en Boston, Massachussets, representa un voto de esperanza para esa institución, a la que periódicamente donan materiales gastables y mobiliarios tanto para sus oficinas como para los asuntos de salud, muchos de los cuales han sido entregados a través de esa fundación al hospital Padre Fantino, de Montecristi, al Cabral y Báez, de Santiago y al Asilo de Ancianos de Dajabón, así como a otros centros de servicios comunitarios y de salud.

Para cubrir los salarios mensuales a los 26 empleados con que cuenta la fundación, Petra y su esposo Jaramillo tienen que hacer malabares con sus ingresos particulares, pues la subvención mensual estatal generalmente no llega con regularidad.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar
Más en El Norte