Listin Diario Logo
05 de diciembre 2016, actualizado a las 07:11 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual24ºC32ºC
El Deporte viernes, 02 de diciembre de 2016
0 Comentarios

DEPORTE RD Y FIDEL CASTRO

Intento de foto sorpresa con Fidel dio susto a dominicanos

Vanderhorst recuerda momentos con Castro en sus funciones de secretario

  • Intento de foto sorpresa con Fidel dio susto a dominicanos

    El politécnico Máximo Gómez, ubicado en Villa Sombrero, Baní, fue otro de los grandes aportes de Fidel al pueblo dominicano.

  • Intento de foto sorpresa con Fidel dio susto a dominicanos
Yoel Adames F.
yoel.adames@listindiario.com
Santo Domingo

Al secretario de Deportes Andrés Vanderhorst le tocó esperar por varias horas a Fidel Castro y luego administrar un susto “mudo” al tratar de fotografiarse con el líder cubano de forma inesperada.

“Yo fui el primer Ministro (secretario de Deportes) que viajó en visita oficial a Cuba, con una coordinación a través del doctor José Joaquín Puello, me hice acompañar de Max Reynoso, Rafael -Cucho- Abreu Páez y Pachón Matos Rivera.

“Llevé un amplio programa y me sentía agotado con reuniones con encargados de área del Partido Comunista y el director del Inder; Fidel no aparecía por parte, fue como dos horas después que se trasladó como cincuenta metros desde su despacho al Salón de Protocolo, donde yo estaba con Danilo Fernández y Otto Marrero; lo primero que hizo Fidel fue pedirme excusa por su tardanza.

“Me dijo: Ministro excúseme, soy un hombre muy formal, pero hay cosas de Estado que hay que darle su tiempoÖ Y en el momento que Fidel me va a saludar con un abrazo, Max Reynoso levanta una cámara para fotografiarnosÖ

“Cuando Max quiso enfocar, desde atrás de el salió una mano y le arrebató la cámaraÖ! Todos quedamos en silencio, todo transcurrió como si no hubiese pasado nada; pero entendimos la lección”, narra VanderHorst, quien dirigió la Sedefir desde 1986 hasta 1988.

“Denle romo al muchacho”
VanderHorst viajó a Cuba con la encomienda de tratar, además, temas de  salud y  educación, la promesa del gobierno cubano de construir el Instituto Máximo Gómez y conseguir algunas operaciones gratuitas, que no se realizaban en el país para la época.

Cuba y Dominicana rompieron relaciones diplomáticas en 1961, pero de forma extraña hubo algunos momentos de diplomacia con el caudillo Joaquín Balaguer.

“Ya en el despacho de Fidel, nos dieron en dos copitas -¡pequeñitas!- una bebida, como un brandis, yo no me la tomé porque había pedido agua.

“El me dijo: ¿Tu no tiene Sida, verdad? Me voy a beber tu trago.

“Yo miré a Otto Marrero y le dije: denle mas romo al muchacho a ver si me da mas operaciones. Ocurre que en las peticiones queríamos que Fidel nos donara operaciones de riñones, había mucha gente con piedras en los riñones en Dominicana y era muy costoso, allá lo hacían en un ratoÖ Fidel solo me garantizó 10, y le dije: yo no puedo venir tan lejos solo por diez operaciones excelencia.

“Cuando dije que le den mas romo a ver si se emborracha y me da mas operaciones; dije eso porque ya me sentía en confianza, pero el me contestó: cuando estoy borracho soy mas tacaño, dile a Balaguer que compre una máquina de esa y que opere su gente”, relata el ex secretario de Deportes.

Leonel restableció relaciones
El presidente Leonel Fernández, en 1997, es quien restablece las relaciones consulares y diplomáticas con el gobierno revolucionario de Cuba, iniciando un proceso progresivo de intercambio cultural, comercial y de asistencia técnica en deporte, educación y salud; así como el establecimiento de acuerdos migratorios uniendo a los dos países.

El hoy extinto “Comandante Castro” visitó por primera vez el país en 1998, arribando por el aeropuerto Las Américas para asistir a la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Foro del Caribe (CARIFORO) que tuvo como escenario el hotel Jaragua, del 20 al 24 de agosto.

Fue recibido en el Palacio Nacional, donde de manos del entonces presidente  Fernández fue condecorado  con la Orden del Mérito de Duarte, Sánchez y Mella en el grado Gran Cruz Placa de Oro; recibiendo el mandatario dominicano similar  reconocimiento al Castro imponerle la Orden José Martí.  

FIDEL DONÓ POLITÉCNICO A BANÍ  
Otra de las deudas de gratitud ante el pueblo cubano, pero muy especial con Fidel Castro, guarda la República Dominicana luego de que este hiciera realidad el sueño de Máximo Gómez, ícono puntal de la independencia cubana, pero de sangre banileja.

Su primera visita a la República Dominicana fue el 23 de agosto de 1998, cuando hizo realidad lo plasmado en el diario de guerra del “General de la tea”, en cual se lee su deseo de que en su casa natal se construyera un centro educativo para la educación y el adiestramiento de los jóvenes de su comunidad.

Gómez, quien recogió la antorcha de libertad encendida por el apóstol de la independencia de la mayor de las Antillas, José Martí; es el extranjero más venerado por el pueblo cubano.

La obra la donó “El Pueblo Cubano al Pueblo Dominicano”, pero la mayor parte del dinero fue gracias a un premio ganado por Fidel y aportado a esta causa.

El Instituto Politécnico Máximo Gómez está ubicado en la comunidad de Villa Sombrero, Bani, con un área de 60 tareas, con una matrícula estudiantil de cerca de 400 jóvenes de recursos económicos limitados provenientes de comunidades de San Juan de la Maguana, Neyba, Bonao y Monte Plata, entre otros. Muchos son alojados en las propias instalaciones recibiendo aparte de dormitorio, alimentación, todo esto de forma gratuita.

Este politécnico es el más completo del país, asegura Arias.

Felipe Payano
El también ex secretario de Deportes y luego Ministro de esta cartera, Felipe -Jey- Payano dijo que nunca tuvo contacto personal con Fidel Castro, pero que recibió mensajes suyos y felicitaciones en ocasiones ante momentos especiales del deporte dominicano.

“A nosotros nos tocó renovar el contrato con los cubanos en varias ocasiones.

“Viajamos a Cuba en varias ocasiones, teníamos como contacto a Humberto, también a Tomás (El Jabao) Herrera, que nos conocimos por medio del baloncesto; ellos fueron muy importantes para que contratáramos 46 técnicos cubanos, entre ellos sicólogos del deporte y otras especialidades.

“Todos esos convenios tenían la supervisión y aprobación final de Fidel Castro Ruz, para mi uno de los hombres mas impresionantes que ha tenido la humanidad”.

Opinión de Vanderhorst
“Una vez le pedí a Fidel autografiarme si libro ‘La Historia me Absolverá’ para traérselo al licenciado Jacobo Majluta y aunque lo hizo me dijo: Este hombre me da problemas a mi hasta para escribir su apellido”.

 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre