http://images2.listindiario.com/image/article/421/680x460/0/317719FE-78A5-474B-8CB7-F593E8C62ED5.jpeg
Listin Diario
21 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 7:42 PM
El Deporte 16 Febrero 2013
Comentarios 1 - último digitado en 16 Feb a las 11:07 AM
Tamaño texto
Será asistente de Manny Acta

“Estamos de vuelta”, dice Offerman

El ex-infielder y por mucho tiempo tercer bate de los felinos, tiene el mérito de haber dirigido al equipo a obtener su último título de campeón (2008-2009)
  • Entrevista. José Offerman responde preguntas del periodista Freddy Tapia, de El Deporte.

Compartir este artículo
Freddy Tapia
Santo Domingo

A José Offerman se le iluminan los ojos de alegría por la oportunidad que ha recibido de retornar a los Tigres del Licey en el momento en que ambos más se necesitan. Offerman precisaba volver a trabajar en el oficio que mejor conoce y más le gusta con el equipo de toda su vida aquí. 

A los Tigres le conviene volver a tener en sus filas a un hombre de béisbol con una gran hoja de servicio, experiencia y ascendencia entre sus jugadores. Desde sus nuevas funciones como asistente de Manny Acta, el nuevo gerente general, Offerman hará todo lo posible para que Licey vuelva a ser sinónimo de equipo ganador.

“Estamos de vuelta”, manifiesta con evidente satisfacción Offerman, de 44 años y quien en la temporada del 2008-2009 condujo al conjunto a obtener la corona 20, última de su tan dilatada como exitosa historia. De ahí en adelante, el club ha navegado por la cuneta de la mediocridad, pues ha sido el gran ausente de la serie final en cuatro torneos, incluyendo dos sótanos.

Conoce al Licey como las palmas de sus manos. Por doce años vistió el uniforme azul y blanco como jugador, casi dos como dirigentes y varios como coach. En los últimos tres ha visto todos los partidos mayormente desde la tranquilidad del hogar.

Diagnóstico
Así que cree tener el diagnóstico de las causas que han originado el contraste en la buena marcha que traía “El Glorioso”. “Una de las cosas que yo noté mucho fue la falta de química y de armonía dentro del terreno de juego”, explica Offerman. “Cuando uno ha tenido mucho tiempo dentro de este clubhouse nota qué está pasando inmediatamente. El público no lo ve de esa manera. pero lo que estamos aquí sí”, agrega.

“Hubo algunas cositas que destruyen o que impiden que un equipo tenga buenos resultados. No era el mismo Licey”, observa en obvia referencia a individualidades que pudieron más que al excelente plantel puesto en el terreno por la gerencia azul. “Tú puedes tener el mejor talento en el terreno, como el caso del Licey este año, que puso un tremendo equipo, pero no todos empujaron en una misma dirección”, expresa.

Para recuperar tiempo va a la oficina cada día
Indica que no se trata de poner el dedo acusador contra nadie, sino de trabajar de manera conjunta con Manny Acta a la cabeza para que todas las piezas caigan en el lugar que le corresponde.

Considera que el conjunto tiene una camada de nuevos peloteros y que ninguno ha asumido la responsabilidad de tomar las riendas, de mantenerlo unido y jugando en conjunto.

Desde ya, Offerman asiste diariamente a las oficinas del Club Atlético Licey para tratar de ganar parte del tiempo perdido. Aprovecha sus visitas para conversar con todos, desde Fernando Ravelo, gerente del mismo por los pasados doce años y quien también asistirá a Manny Acta, hasta los “clubis”, a quien le confiere gran importancia.

Sabía designación
Mike Declara que una de las primeras noticias que Acta le participó cuando le contactó para que le asistiera fue que Mike Guerrero iba a ser oficializado como manager del Licey. “Lo de Mike lo sabíamos”, subraya. “Fue una de las primeras cosas que Manny me hizo saber”.

Es algo que entiendo, lo veo positivo, es mejor para mí integrarme poco a poco y en un futuro ver qué pasa. la idea mía es tratar de ayudar al equipo sea en la oficina o sea en el terreno, de esa es la forma que yo lo miro. El 16 de enero de 2010, durante un juego contra los Gigantes en el estadio Quisqueya, él tuvo un feo incidente con el “umpire”, Daniel Rayburn que provocó que la Liga de Béisbol lo mandara a una especie de exilio al suspenderlo indefinidamente. Offerman asegura que tenía toda la intención de golpearlo durante su acalorada discusión, pero que no hizo contacto con Rayburn.

“El teatro estuvo involucrado y todo el que ve el video lo puede confirmar. Sí hubo la intención, no puedo negarlo, pero fue un espectáculo bien hecho al tirarse para atrás”, declara.

COMENTARIOS 1
Comentó: Joseandrew
De: República Dominicana
Bien por la gerencia del Licey, el haber contratado a Offerman, un liceista de verdad....
16 Feb 2013 11:07 AM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña