http://images2.listindiario.com/image/article/213/680x460/0/EF9B0929-C05B-465E-B50F-03637BB90DE2.jpeg
Listin Diario
21 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 9:17 PM
El Deporte 24 Agosto 2010
0 Comentarios
Tamaño texto
KARATECA
Lesiones no impidieron oro a Dionisio
PESE A CRECER SIN LA COMPAÑÍA DE UN PADRE, SU MADRE LO HA GUIADO POR EL MEJOR CAMINO
  • Dedicación. Dionisio tiene una disciplina de oro.
Compartir este artículo
Freddy Ortiz Pujols
freddy.ortiz@listindiario.com
Santo Domingo

Los orígenes del ser humano no tienen nada que ver con la dimensión de sus sueños y para muestra, un botón. Gustavo Dionisio, quien al ver su primera luz en el Capotillo, uno de los sectores más empobrecidos del país y crecer sin la presencia de un padre, su tenacidad se ha sobrepuesto a las dificultades para llegar al podio y poner a escuchar el Himno Nacional por doquier.

Dionisio, ganador de la presea dorada en los 75 kilos y bronce por equipo en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe, Mayagu¨ez, Puerto Rico, ha tenido que allanar el camino desde su niñez para convertirse en una de las cartas de triunfo que tiene la República Dominicana en eventos internacionales.

Con tan solo seis años, sus hermanos Jesús y Diógenes lo llevaron al Centro Olímpico, donde despertó su pasión por el deporte que le ha rendido dividendos al país.

Aunque su mayor esplendor se lo ha dado el karate, se inició en el boxeo, disciplina que luego abandonó, por las influencias que sintió en esa época de las películas de Bruce Lee y Jackie Chan.

Apodados por sus amigos “El Violín” se trasladó más tarde al Simón Bolívar junto a su madre donde comienza a forjar su trayectoria a la par de circunstancias desfavorables.

Pero gracias a las bondades de una progenitora que nunca lo desamparó hoy disfruta de logros que lo catapultan como el Rey del Karate.

“Mi madre ha sido todo, sin tener trabajo y sin ser profesional siendo padre y madre a la vez, ella se ha sacrificado para ayudarme, teniendo siempre el dominio de llevarme por el camino correcto”, sostuvo el karateca de 27 años.

Recibió los primeros adiestramientos de su misma madre, Ana Rosa Gustavo.

Ella no titubeó para apoyar a su vástago a quien le enseñaba algunas técnicas para motivarlo y derrotar a su contrincante.

“Ella siempre me ha apoyado, incluso me decía tú tienes que ser agresivo con tu adversario, tienes que tirarle duro, no puedes estar flojo”, expresó el hoy segundo teniente de la Marina de Guerra.

Reto
Gustavo se presentó a los Juegos Centroamericanos y del Caribe con un gran reto en su vida y es que pese haber conseguido una medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Rio Janeiro, Brasil en el 2007, su paso por unos Centroamericanos habían sido sin pena ni gloria.

Pero fue hasta la pasa cita regional en Mayagu¨ez donde su participación dejo huellas coronando su carrera con una presea de oro.

MOMENTO DIFÍCIL
Su carrera deportiva ha estado en peligro en dos ocasiones en el 2001 tras sufrir una lesión en el ojo izquierdo durante un combate en el Torneo Panamericano Superior que se celebró en Trinidad y Tobago y en el 2009 vivió uno de los momentos más amargos en su vida, ya que fue impactado por una bala en el puente “La Bicicleta” luego de que desconocidos lo interceptaran para despojarlo de sus pertenecías, lo que provocó que estuviera fuera de competencia por varios meses.

“Tuve ese percance, pero gracias a Dios la bala tuvo entrada y salida, no me afectó ningún hueso, aunque me rompió algunos ligamentos”.

Su madre ha sido su sostén, fuente de inspiración y a la vez su mentora, a quien le debe todos los éxitos que ha cosechado y fue ella, precisamente, quien lo impulsó a cambiar la historia para que hoy ocupe un sitial cimero dentro del karate dominicano.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña