Listin Diario
24 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 9:13 AM
El Deporte 25 Abril 2010
0 Comentarios
Tamaño texto
CON LOS CAMPEONES
La misión de Alderson en el país y una buena sugerencia del COD
Compartir este artículo
Mario Emilio Guerrero
megkrantz@hotmail.com

El pasado jueves participé en una rueda prensa que Saldy Anderson convocó en la oficina de Major League Baseball (MLB) en esta capital y saqué mis conclusiones, respecto al trabajo que el nuevo representante de Bud Selig habría venido a realizar en el país. Ciertamente y aquí le doy el beneficio de la duda al Alderson, creo que este señor está en República Dominicana para resolver los problemas de fraudes en las firmas como agentes libres sin restricciones de jugadores dominicanos y evitar el consumo de sustancias prohibidas por parte de los prospectos. No creo que la implementación de un draft sea una prioridad para Alderson, como mucha gente ha especulado, pero a la larga podría ser una posibilidad, en caso de que no se pueda desmantelar, lo que yo muchas veces he definido como un sistema de corrupción generalizado alrededor del fichaje de los peloteros criollos, en el proceso denominado “Firmas del 2 de Julio”.

El caso de PR
Llegué a esa conclusión por la respuesta de Alderson a una pregunta que le formulé durante el referido encuentro con los periodistas. Mi cuestionamiento fue el siguiente: ¿está usted consciente del daño que le haría al béisbol dominicano la realización de un draft? Previamente le había señalado que la preocupación de muchos sectores ante la posibilidad de implantar un sorteo en territorio dominicano tenía justificación, debido a que este nuevo procedimiento produciría una merma notable en la cantidad de jugadores criollos que serían reclutados por las diferentes organizaciones. Le expuse el caso de Puerto Rico, donde el sorteo ha provocado una baja impresionante en la presencia de peloteros boricuas en las Grandes Ligas. Su contestación me satisfizo, porque evidenció que entendía perfectamente la idea que quería transmitirle. Me respondió que la situación política, social y deportiva de Puerto Rico y República Dominicana es muy diferente y se basó en una serie de argumentos para justificar porque un draft no se podía establecer en estos momentos en el país. En ese tenor, enumeró estos 4 puntos:

1.-Puerto Rico es parte de los Estados en su condición de estado libre asociado.

2.-En República Dominicana la pasión por el béisbol es mucho mayor.

3.-En Puerto Rico no existen los scouts independientes, ni la enorme cantidad de programas privados para preparar jugadores.

4.-Las enormes inversiones y academias que en República Dominicana han hecho las 30 franquicias de Grandes Ligas.

Solución de consenso
En consecuencia, si Alderson finalmente logra su propósito de sanear el proceso de firma de jugadores, no creo que un draft esté en sus planes a corto plazo. Ahora bien, lo más saludable sería que la solución a todos los inconvenientes que desde hace años afectan el sistema de reclutamiento, se alcance poniéndose de acuerdo todas las partes involucradas y no por imposiciones unilaterales de un sector.  

El COD y las instalaciones
Desde hace días tenía pendiente referirme a la petición formulada por el Comité Olímpico Dominicano (COD) al gobierno, en el sentido de que no se construyan nuevas edificaciones deportivas durante los próximos 5 años y que en cambio, se reparen las ya existentes. Asimismo, el COD solicitó que se terminen los multiusos iniciados al final de la gestión del presidente Hipólito Mejía, la mayoría de los cuales se encuentran todavía sin concluir, a pesar de que hace algunos años se llegó a un acuerdo para finalizarlos.

Sólo hay que hacer un recorrido por las instalaciones que actualmente existen en el país para darse cuenta de lo atinada que resultan las sugerencias del COD.

Porque ciertamente no se necesitan construir más canchas o techados, sobre todo si se concluyen los multiusos diseminados por las diferentes provincias del territorio nacional.

Además, de que es imprescindible rehabilitar la infraestructura ya existente, que en su inmensa mayoría se encuentra en un estado deplorable.

Malas condiciones
Quienes tienen costumbre de asistir a eventos deportivos, saben a lo que me refiero cuando hablo de la situación vergonzosa por la que atraviesan las instalaciones en la República Dominicana, muchas de ellas obras de suma importancia como son las del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte y el Parque del Este, en Santo Domingo y las del complejo La Barranquita, en Santiago. Y ni hablar de las condiciones de las edificaciones levantadas en los pueblos y ciudades del interior del país, eso llora ante la presencia de Dios. La pregunta no es ociosa y los sectores sensatos del país se la plantean, ¿por qué construir nuevas instalaciones si las ya existen se caen a pedazos? Es urgente implementar un programa de reconstrucción y mantenimiento de nuestra infraestructura deportiva, porque llegará un momento en que nos quedaremos sin nada.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar