Editorial 22 Febrero 2013
Comentarios 5 - último digitado en 22 Feb a las 3:37 PM
Tamaño texto
El Suroeste se queda otra vez en el andén
Compartir este artículo

Al dejar en manos de la justicia la solución de la litis sobre la propiedad real de las tierras turísticas de Pedernales, el Gobierno ha puesto en el congelador la iniciativa que parecía más promisoria y segura para el definitivo despegue del desarrollo del Suroeste.

 La justicia, de hecho, ha mantenido en una especie de limbo ese affaire durante 16 años y no se ha pronunciado todavía sobre el meollo de la cuestión: de si los títulos son legales o no.

 Este estado de limbo, a su vez, ha dilatado durante todo ese tiempo toda acción destinada a explotar turísticamente esas tierras, ya que ningún inversionista se atrevería a emprender proyectos de envergadura si predomina una duda jurídica sobre la validez de esos títulos.

La fórmula que había explorado el Gobierno en cierta medida reivindicaba su alegato de propiedad, remendando el desliz en que incurrió con el decreto 273-01.

Con ese decreto de expropiación, el gobierno del presidente Hipólito Mejía dio a entender que el Estado no era el auténtico propietario, ya que si lo fuese no era necesario pagar a otros por esos terrenos.

 En el acuerdo transaccional, que ahora ha sido echado de lado, el Gobierno y los portadores de los derechos de propiedad aceptaban dividirse el valor de los terrenos en 55 y 45 por ciento, respectivamente, lo cual parecía ser la vía más expedita y pragmática para resolver algo que la justicia, al momento, no ha podido o no ha sido capaz.

Ahora el Gobierno no puede presionar a la justicia para que acelere la solución. Pero tampoco podría cuestionarla si eventualmente los tribunales no pudieran anular los actuales títulos, independientemente de si fueron adquiridos o no de manera fraudulenta.

Si esto ocurriese ñy ojalá que no ocurrieseñ automáticamente el Estado dejaría de tener capacidad o entusiasmo para emprender las obras de desarrollo turístico de Pedernales, a que lo obliga la ley 266-04, porque no tendría ningún tipo de dominio o propiedad de tal patrimonio.

Lo lamentable de todo es que, nuevamente, y talvez para muchos años más, el Suroeste se quedará en el andén, como Penélope, esperando el próximo tren que lo lleve al destino anhelado para su bienestar.

COMENTARIOS 5
Comentó: cvprimerica
De: República Dominicana, REP DOMINICANA
La conclusión del caso que teme nuestro editorialista podría ser diferente si los habitantes de la región Suroeste nos quedamos con las manos cruzadas. No podemos dejar que eso suceda.
22 Feb 2013 10:39 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: DoctorElito
De: República Dominicana
Entonces quiere decir,segun uds,que si no existiera Bahia de la Aguilas el Suroeste esta condenado para siempre a su miseria?No hay otras alternativas?
22 Feb 2013 11:35 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: DoctorElito
De: República Dominicana
Las posiciones de este periodico,incluyendo a su periodista estrella cesar medina,estan diametralmente opuestas a la de la mayoria de los medios racionales.
22 Feb 2013 12:01 PM
Reportar como inapropiado
Comentó: ingmolina
De: República Dominicana
Creo que con la necesidad que se ha visto el mismo presidente de llevar el desarrollo a esta zona y la responsabilidad que el mismo asumió de atraer a suelo dominicano unos 10 millones de turistas, queda mas que claro, que muy pronto tendremos una respuesta sobre el mismo.
22 Feb 2013 1:57 PM
Reportar como inapropiado
Comentó: migueldisla
De: República Dominicana
Creo que no, ya que el propósito del gobierno es desarrollar el Sur a corto plazo buscando alternativa o propuesta positiva.
22 Feb 2013 3:37 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Editorial