Listin Diario
31 Julio 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 6:54 PM
Editorial 11 Febrero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
El calvario de los pacientes graves
Compartir este artículo

Un viacrucis por cuatro hospitales, en ninguno de los cuales pudieron o quisieron atenderla, sufrió este fin de semana una desdichada mujer de Yamasá que presentaba los efectos de un trastorno cerebro-vascular. Solo en el quinto hospital halló, por fin, quien se compadeciera de ella.

Este caso no es el único. Al Listín le llegan historias, frecuentemente, de pacientes en estado crítico que han acudido a los hospitales y ya sea porque no se consideran especializados en el tratamiento de los síntomas que padece una persona y prefieren recomendarle otro, o porque no tienen dinero en estos momentos, ni fiadores solventes, que les garanticen el trato primario.

En el caso que nos ocupa, la persona cuenta con el Seguro Nacional de Salud.

A esto que ha sucedido le llaman “rebote de pacientes” y es, sin dudas, una de las prácticas mas irresponsables y en gran medida inhumanas, porque se les niega la mas mínima atención en las emergencias cuando,,en realidad, son emergencias de salud, primer contacto de los médicos a partir del cual se pueden establecer los diagnósticos preliminares.

Solo cuando se tiene el diagnóstico es razonable, más que razonable, comprensible, que el hospital refiera al paciente (si no está en condiciones críticas) a otro centro donde se le puedan proporcionar los servicios especializados que necesita.

Pero en el caso de la historia de la desdichada mujer de Yamasá, que vino desde allá a la capital en franca emergencia médica, esta mujer tuvo que agotar la dureza de un periplo por varios hospitales desde las 8 de la mañana del sábado hasta las 2 de la madrugada del domingo hasta que finalmente fue admitida--y tratada como persona humana digna-- en el hospital Moscoso Puello.

Se cae de la mata que lo que procede ahora es que el ministerio de Salud Pública investigue este caso y, más que nada, que ahonde sus averiguaciones para determinar el real alcance que tiene, en ellos, la odiosa practica del “rebote de pacientes”, y que trate de ponerle fin de inmediato a estas injustas desatenciones.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Editorial