Listin Diario
1 Agosto 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:34 AM
Editorial 2 Enero 2013
Comentarios 1 - último digitado en 2 Ene a las 12:09 PM
Tamaño texto

Los monstruos andan sueltos

Compartir este artículo

No salimos del horror del quíntuple asesinato en una familia en el sector de Invivienda, cuando otra mujer y sus hijos se salvan de la furia asesina de otro de los hombres-monstruos que todavía andan sueltos en las calles, sedientos de sangre y de venganza por celos, intentando matar a sus parejas o ex-parejas.

Pocas horas después de que un hombre celoso matara a tiros a su mujer, a su hija, a su suegra y a su cuñada e hiriera a otra antes de suicidarse, otro potencial homicida golpeó ayer a su pareja y le prendió fuego a la casa con ella y los tres hijos adentro, pero estos pudieron salvarse, a pesar de que el incendio devoró ocho casas del vecindario y pudo causar una tragedia mayor.

En los dos sucesos hay puntos comunes: los victimarios eran reincidentes en abusos contra las mujeres y tenían fichas policiales. Pero estaban libres, en las calles, igual que centenares de delincuentes que han acumulado numerosas felonías sin que la justicia sea capaz de hacerlos pagar sus culpas.

En ambos casos, también, las parejas o ex-parejas notificaron sus temores ante las autoridades que se ocupan de darles protección a las personas amenazadas por la violencia intrafamiliar, pero nunca se les ofrecieron las debidas garantías.

Esto ya ha sucedido muchas veces. A muchas mujeres las han matado pese a haber tomado la precaución de denunciar a sus posibles agresores.

Estos casos denotan que ha habido displicencia y desinterés en el personal designado para atenderlos y ponen al descubierto las flaquezas del sistema de protección que no está cumpliendo su cometido.

Si el sistema sigue presentando estas fallas, las mujeres amenazadas perderán toda confianza y esperanza en él, y entonces los hombres-monstruos habrán ganado la batalla, pues podrán seguir matando mujeres y niños, por celos o por impulsos irracionales, sin que nada les pase, salvo que ellos mismos decidan matarse y despedirse del mundo en el que perpetraron sus locuras, porque por otras vías, según parece, nada los detiene ni nadie los castiga al amparo de la ley.

COMENTARIOS 1
Comentó: RobertoMena
De: República Dominicana, Bávaro
INSISTIMOS en que estos cobardes además de burlarse de todos y salirse con la suya, harán que muchas mujeres terminen teniendo miedo de los hombres y se agudizen las ya de por si complejas relaciones de pareja, presentes y futuras. Por lo visto, tendremos que cuidar con más esmero a las mujeres y ahora también a sus hijos!
2 Ene 2013 12:09 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña