Listin Diario
1 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 2:00 PM
Editorial 30 Diciembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
Lo que un Presidente puede hacer por su pueblo
Compartir este artículo

Antes de ser Presidente de Haití, Michel Martelly era un artista versátil y popular. Y sobresaliente entre sus pares .

Anteanoche lo demostró ante el público dominicano, acompañando al mundialmente famoso vocalista español Julio Iglesias en un concierto a benefi cio de la Fundación Rosa y Blanco, que ayuda a los desamparados haitianos.

En esta ocasión, Martelly refundió dos dimensiones, la del artista nato y la de Presidente de un país atenazado por la pobreza, en un esfuerzo promocional para sensibilizar al mundo de que provea ayudas generosas en favor de los miles de niños que quedaron huérfanos, sin hogar y sin escuelas tras el terremoto de enero del 2010.

Y se ha valido de su talento artístico para cantar y actuar junto a Julio Iglesias, quien también pone toda su fama al servicio de esta causa bajo una inspiración humana, pero también bajo la correcta premisa de que “si Haití no progresa, República Dominicana no progresa”.

Es plausible que Martelly haya vuelto al escenario, aunque de manera excepcional, en un elocuente deseo de ayudar a su pueblo, por cuyo bienestar está obligado a trabajar y dar respuestas a las acuciantes necesidades de los haitianos.

El entronque de dos vocaciones (la artística y la politica) es perfectamente válido. Y el público que se congregó en Altos de Chavón pudo confi rmarlo.

¿Cuán capaz puede ser un Presidente para hacer cosas en favor de su pueblo si a sus condiciones intrínsecas de Jefe de Estado añade otras cualidades compatibles con ese ejercicio o con los objetivos que procura desde el poder? Martelly lo ha hecho por los niños desamparados haitianos y hay que congratularlo.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Editorial