Editorial 29 Noviembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
Eurolatinoamérica

Europa tuvo mucho éxito en su unión política y económica y por ello es hoy la mayor economía del mundo, gracias a la suma de las riquezas de sus 27 naciones miembros.

 América Latina es, en cambio, un crisol de pequeños esquemas integracionistas, pero todavía no ha cristalizado el sueño de una unidad del tipo de la de Europa.

Justamente ahora las dos regiones exploran esa posibilidad. Desde hace más de seis años han celebrado conferencias para ir allanando el camino hacia una relación estratégica que las integre más en todos los campos del desarrollo.

 En enero está prevista la primera cumbre de los 60 jefes de Estado y de gobierno de Europa, Latinoamérica y el Caribe, para tratar de darle el empujón inicial y vital a este sueño.

 Se hará en Santiago de Chile, a finales de enero del 2013, y existen amplias esperanzas de que los acuerdos adoptados, que implican compromisos de mutuas ventajas para ambas regiones, allanen el camino hacia esa alianza estratégica que implica un mercado de 1,100 millones de habitantes, ya conectados en un fluido intercambio comercial, en asistencia técnica, cultural, tecnológica y financiera.

 Europa es el segundo mayor inversor extranjero en América Latina, lo cual es un punto de apoyo para confiar en que la unidad bi-regional puede ser un objetivo alcanzable a largo plazo.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña