Editorial 14 Noviembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
Una medida verdaderamente redentora
Compartir este artículo

Tiene un alto sentido de redención social el decreto emitido anoche por el presidente Danilo Medina, que abre un proceso para la titulación de todas las tierras y viviendas del Estado que por años han sido usufructuadas por ciudadanos, para que puedan poseer sus cartas de propiedad debidamente legalizadas.

Los dos pasos son importantes: la titulación y la certificación.

Con la primera corrige distorsiones y omisiones que por décadas han mantenido en un limbo jurídico y en un espacio territorial dudoso a tierras del Estado y, por el otro, redime a aquellos que, siendo usuarios o beneficiarios de tales patrimonios, no poseen títulos legalizados, válidos, para asegurar su propiedad.

Una vez se logre este proceso de redención social, miles de familias dominicanas podrán tener la opción o el acceso a créditos bancarios, en función de la solvencia (sea cual sea su nivel) que otorga un título de propiedad en cualquier transacción financiera.

El proceso resultará altamente sensitivo en la ciudad, pero también en el campo.

La comisión creada anoche por el presidente Medina para manejar el proceso de titulación y apropiación legal de esos patrimonios estatales en manos particulares, también tiene el encargo de corregir las ancestrales deficiencias del Catastro Nacional y las injustificadas operaciones mafiosas o fraudulentas que, al amparo de las fallas del sistema, han prohijado verdaderos despojos de tierras en perjuicio de sus verdaderos dueños.

Saludamos esta importantísima iniciativa del presidente Medina, de enorme trascendencia humana y social.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Editorial