Economía & Negocios 5 Marzo 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
Malabares camino al desarrollo
PRINCIPALES INDICADORES, EL PRODUCTO INTERNO BRUTO DE LA ECONOMÍA DOMINICANA SE MANTIENE EN CRECIMIENTO; PERO TAMBIÉN LA DESIGUALDAD
  • República Dominicana. El país evidencia un crecimiento desigual con torres y desarrollo solo en algunas zonas urbanas, al igual que las demás naciones de América Latina y el Caribe, cuya región sigue siendo la más desigual del mundo.
Cándida Acosta /
candida.acosta@listindiario.com
Santo Domingo

La economía dominicana, como las demás de la región del Caribe, tiene una extensión territorial y una ubicación geográfica envidiable por su cercanía con los mercados más importantes del mundo. Sin embargo, el elevado crecimiento de su Producto Interno Bruto (PIB) sustentado a través de los años no refleja el crecimiento del bienestar entre sus pobladores.

La razón, según economistas versados, se debe a factores internos propios de las economías subdesarrolladas que siguen siendo “punta de lanza” para inversiones sustentadas en salarios bajos, de poca calidad; y en debilidades de la institucionalidad plasmada en papeles y no en la práctica.

Desde el inicio mismo de la República, la economía ha atravesado por múltiples factores que han contribuido con el mantenimiento de la brecha de ingresos, social y educativa.

Pareciera que se han dado pasos hacia atrás, por los vaivenes y la insostenibilidad de políticas públicas tendentes a reducir la desigualdad y la pobreza, pero lo cierto es que las vulnerabilidades están sustentadas tanto en los factores externos como en los internos.

De acuerdo con los datos de organismos internacionales como el Banco Mundial, la condición de miseria ha mejorado y hoy día datos oficiales dan cuenta de un índice de 32% de pobres, que sumados a los niveles de indigencia muestran que cerca de la mitad de la población dominicana sigue asentada en la pobreza, a pesar de que hoy día el PIB sigue siendo positivo.

Adicionalmente, las políticas públicas han seguido sentadas en la debilidad institucional.

De acuerdo con el informe de gasto público y de rendición de cuentas en medición de desempeño PEFA 2012, elaborado por el ADE (Analysis For Economic Decisions), con el financiamiento de la Unión Europea para el Gobierno dominicano, y publicado en octubre de 2012, se plantea un diagnóstico claro que permita al Gobierno dominicano elaborar a futuro un plan de acción orientado a implementar las reformas que las autoridades estimen conveniente.

Debilidades
En República Dominicana, país caribeño con una población de 9.4 millones de habitantes, los indicadores de desempeño han mejorado en algunos aspectos, sin embargo, persisten debilidades como las calificaciones de “D” en cuanto al gasto agregado comparado con el presupuesto aprobado, y “D”, en eficacia de la auditoría interna y en transparencia de las relaciones fiscales intergubernamentales, de acuerdo con el Informe PEFA 2012.

El país solo logró una calificación “A” en transparencia de las obligaciones y pasivos del contribuyente, mientras la débil política fiscal impidió amortiguar el impacto externo.

Si de políticas fiscales se trata, en materia de ingresos la población trabajadora también enfrenta un panorama un tanto sombrío.

Informes oficiales dan cuenta que el ingreso per cápita (por persona) en el país en 2011 fue de RD$5,538, pero se trata de un promedio calculado sobre la base de metodologías internacionales alejadas del bienestar. Esto es así debido a que en República Dominicana el desempleo se encuentra en un 14.6% y según datos oficiales el 92% de la PEA (Población Económicamente Activa) está fuera de la exención contributiva del Impuesto Sobre la Renta (ISR), establecido en RD$33,326 mensuales.

Estos factores internos, junto al peso que implican las condicionalidades externas y muy específicamente la factura petrolera dominicana, que en 2012 llegó a US$4,670 millones, han contribuido con el ensanchamiento del déficit fiscal y el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos.

La difícil situación externa y otros factores internos evidencian que el crecimiento de la economía se ha sustentado en el consumo privado y en el incremento de la inversión pública.

El Informe PEFA, al igual que otros de organismos internacionales plantean las debilidades en materia de cumplimiento del gasto público, el peso del aumento de las transferencias en el presupuesto anual y la necesidad de racionalizar los subsidios.

En tanto, el informe de programación monetaria del Banco Central proyecta un crecimiento de 3% en el PIB de este año, estimación que ha sido bajada al 2.2% por el Fondo Monetario Internacional (FMI, en parte por la baja de la demanda externa y por el efecto de la reforma tributaria establecida mediante la ley 253-12.

En materia de precios, la proyección es de 5% y excluyendo un escenario de empeoramiento de los precios de los “commodities”, la inflación se colocaría en 5%.

Como se observa, los factores macro siguen siendo positivos, mas no los que tienen que ver con el cumplimiento en materia fiscal.

El comportamiento macro ha sido reconocido por organismos internacionales y en su reciente discurso ante la Asamblea Nacional con motivo del 169 aniversario de la Independencia de la República, el presidente Danilo Medina recordó que el año 2012 cerró con un crecimiento de cerca del 4% del PIB, a pesar del difícil entorno internacional y en un escenario en el que la región de America Latina creció 3.1%.

Otros indicadores que inciden en el bienestar de la gente es el margen de maniobra del Gobierno frente a la recaudación efectiva de ingresos, debido a que la presión tributaria presiona la ejecución presupuestaria para realizar proyectos sociales. Para 2013 se proyecta una presión fiscal de 14.7%.

Aval de FMI atrae mayor inversión
Una parte de la  sociedad, especialmente economistas y empresarios, consideran que un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) contribuirá a dar mayor confianza a los agentes económicos del mundo que se mantienen a la expectativa del curso de la economía para sus inversiones.

El organismo financiero multilateral tiene 188 miembros activos y, desde su fundación en 1945, fecha en la cual República Dominicana entró como fundadora a formar parte, se mantiene a la expectativa del comportamiento económico mundial luego de la crisis de 1929 que le dio prácticamente origen.  Es por ello que los países son evaluados cada año bajo el Artículo IV del Convenio Constitutivo y se apegan en gran parte a las sugerencias técnicas o financieras para garantizar la estabilidad económica y la sostenibilidad de sus finanzas públicas . De esa forma, atraen inversiones y aplican mecanismos de control en los déficits fiscales y de cuenta corriente de balanza de pagos, al estar bajo vigilancia y obligados a mantener transparencia en sus informes y datos oficiales, como aval para el desarrollo y la confiabilidad de los inversores.

En su más reciente evaluación al país, el FMI destacó la debilidad del ingreso real de los trabajadores y el hecho de que a pesar del crecimiento económico los niveles de pobreza entre 1990 y 2010 son los mismos, llamando la atención sobre los persistentes niveles de desigualdad y pobreza, el extenso mercado laboral informal (57%) y las bajas tasas de participación, en las últimas décadas.

AUTORIDADES ESPERAN MISIÓN POSMONITOREO
Para este mes de marzo las autoridades locales esperan la llegada de los técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI) al país, con el objetivo de iniciar las conversaciones para un programa posmonitoreo, luego que el organismo anunciara en octubre de 2012 su intención de realizar aquí un programa de ese tipo, independientemente de que haya o no una negociación posterior para el inicio de un acuerdo del tipo Stand by. Los programas de monitoreo no implican desembolsos de recursos económicos, por tanto no implican condicionalidades. Se trata de dos visitas para evaluar el comportamiento de la economía nacional y luego ofrecer un reporte.

Gobierno mantiene un real optimismo
Las políticas de inclusión social adoptadas por el actual gobierno para impulsar la creación de puestos de trabajo, dinamizar la agropecuaria y las industrias y mejorar la competitividad, apuntan a mantener el optimismo plasmado por las autoridades del país. Recientemente, el ministro de Estado de Política de Desarrollo, Antonio Isa Conde, reveló que por primera vez en la historia política de República Dominicana “tenemos un gobierno dispuesto a construir un proyecto de nación”, en busca de soluciones a los problemas que afectan el bienestar de la sociedad.

En tanto que para este año y el 2014 las autoridades del Banco Central plantean en su Programa Monetario de 2013 que el PIB crecerá 3%, y que la inflación cerrará en 5.1%. En el ámbito fiscal se estima que la presión tributaria pasará de 13.5% en 2012 a 14.7% en 2013. Se proyecta también que el balance del Sector Público No Financiero (SPNF) como porcentaje del PIB que cerró en 2012 en un rango negativo de -7% y -7.2%, terminará el año entre -2.7% y- 3%. Asimismo, se estima que la balanza de la cuenta corriente de la balanza de pagos será menor. En 2012 este indicador fue entre - US$4,041.9 millones y para este año se proyecta en - US$2,975 millones, equivalentes a una reducción de -6.9% a -4% o -5%. La factura petrolera, que tiene un gran peso en las finanzas públicas crecerá de US$4,684.9 millones a US$4,758.1 millones.

 La tasa de cambio se mantiene por debajo de RD$41 por dólar y, las Reservas Netas Internacionales (RIN) pasarán de US$3,000 millones en 2012 a US$3,337.8 millones.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña