Economía & Negocios 20 Febrero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto

Generación de electricidad se transforma, pero a paso lento

EGEHAINA Y SEABOARD SON LAS ÚLTIMAS CON NUEVOS MEGAS A GAS NATURAL
Jairon Severino
jaioron.severino@listindiario.com
Santo Domingo

La solución a la crisis que históricamente ha afectado al sector eléctrico ha tenido diversas recetas. Ninguna ha traído la cura al mal que provoca apagones y elevados costos al sector productivo. Ahora la medicina se busca en un pacto que involucre a todos los agentes: distribuidoras, generadores y autoridades. Nada se ha dicho de incluir a los consumidores, pues en estos recae la responsabilidad de pagar por un servicio que debe ser de calidad y a precios competitivos.

Las discusiones con miras a lograr el pacto eléctrico, cuyas conversaciones se han llevado por separado con representantes de cada una de las partes (principalmente generadores), encuentran un parque de generación que no ha avanzado en una de las principales metas: su diversificación. La parte más sobresaliente la ha puesto el Estado con la inauguración de hidroeléctricas que en conjunto suman cerca de 150 megavatios. 

Por el sector privado las notas positivas en el proceso para diversificar la matriz energética en República Dominicana las han puesto tres empresas en los últimos diez años: Seaboard Transcontinental, con la entrada de su nueva planta de 108 megavatios a gas natural en marzo de 2012, la Empresa Generadora de Electricidad de Haina (EgeHaina), con la inauguración de las dos etapas del parque eólico Los Cocos y Quilvio Cabrera, esta última bajo la tutela del Consorcio Energético Punta Cana Macao (CEPM). 

Los Mina V y VI, que aportan 210 megas al sistema, fueron reconvertidas por la empresa AES Andrés, esta última la primera en operar con gas natural en el país. San Lorenzo I se anunció que entraría para el segundo semestre de 2011, pero no ha sucedido. 

En cuanto a Seaboard, Estrella del Mar II es una unidad de 108 megavatios a gas natural, generados a partir de seis motores Wartsila con una capacidad bruta de 17 megavatios cada uno y un ciclo combinado que utiliza un sistema de recuperación de calor de tres calderas con una turbina que aportará nueve megavatios adicionales.

Uno los aportes más importantes en materia de energía limpia implicó la inauguración de la ampliación del parque eólico en Pedernales, cuya inversión superó los US$100 millones, según EgeHaina. La capacidad de generación instalada con viento pasó de 25 a 77 megas. El proyecto completo está conformado por 40 aerogeneradores.

Durante la ampliación del parque, el presidente de EgeHaina, Edgar Pichardo, anunció que la empresa se encuentra estudiando la posibilidad de realizar otra ampliación de su proyecto eólico en la región Suroeste. 

Datos sustentados por la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) establecen que el parque de generación tiene una capacidad instalada de alrededor de 3,177 megavatios con  24 unidades termoeléctricas activas. El Organismo Coordinador registra más unidades de las que realmente están disponibles o aportan al sistema.

En cuanto a la distribución absoluta, el Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI) cuenta, aparte de la generación hidroeléctrica, con 1,884.2 megas térmicos; 360.4 hídricos y 77 eólicos, los cuales funcionan por orden de mérito, es decir, tomando en cuenta su menor y mayor costo. La demanda estimada de electricidad es de 1,800 megavatios, aunque en esta cuenta no se incluye la energía de los sistemas aislados. Las hidroeléctricas disponen de alrededor de 470 megas.

Realidad y metas
Las estadísticas oficiales establecen que en materia de reducción de costos de generación aún hay un gran trecho por recorrer. La matriz energética aún está compuesta por un 39% proveniente de fuel oil 2 y 6, un 11% de carbón, 20% de hidroeléctricas, 25% de gas natural y sólo un 5% de renovable.

Los planes a mediano y largo plazo plantean la conversión de entre 500 y 600 megavatios a gas natural y ampliación de 300 megas a carbón. Con energía renovable, según datos de la CDEEE, se busca inyectar en corto y mediano plazo otros 468 megavatios y 12.7 megas con hidroeléctricas. A largo plazo, según el plan, se busca instalar otros 87 megas con agua, 100 megavatios renovables y entre 1,000 y 1,500 térmicos.

El objetivo, planteado por la CDEEE, es lograr que al menos el 39% sea a gas natural, un 29 a carbón, hidroeléctricas un 15% y reducir a 10% la participación de fuel oil 6. La electricidad generada a partir de fuentes renovables sería un 7%.

En cuanto a trasmisión, en estos momentos están ejecución al menos tres proyectos por un monto que supera los US$226.7 millones, de los cuales US$133.6 millones serían en líneas y otros US$93 millones en subestaciones.

(+)
LOS PLANES EN DISTRIBUCIÓN

Si de algo están conscientes las autoridades que conforman el gabinete eléctrico del Estado, independientemente de la solución que se busca vía el pacto eléctrico, es las debilidades en materia de distribución y/ o comercialización de la energía.

De hecho, la CDEEE) ejecuta un plan de rehabilitación de redes en sectores de Santiago, Distrito Nacional, Santo Domingo y San Pedro de Macorís, entre otras zonas, por un monto de RD$225.9 millones.

En Los Alcarrizos se ejecuta un proyecto por US$47 millones con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo y Banco Mundial.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña