http://images2.listindiario.com/image/article/405/680x460/0/3B90350D-54D1-4905-8CF4-79F7DA485C76.jpeg
Listin Diario
30 Agosto 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:01 AM
Economía & Negocios 4 Diciembre 2012
Comentarios 1 - último digitado en 4 Dic a las 11:15 PM
Tamaño texto
ENTREVISTA
JAD premia hoy a don Calín como Agroempresario 2012
LA ENTREGA DEL RECONOCIMIENTO SE HARÁ HOY EN PRESENCIA DE EMPRESARIOS DE TODO EL PAÍS
  • Dedicación. Bienvenido Antonio Ortiz es un empresario dedicado a la producción de rubros de consumo masivo, así como a su transformación para agregarles valor que lo hacen más competitivo en el mercado local e internacional.
Compartir este artículo
Wendy Santana
Santo Domingo

Perder 14 millones de pesos “de golpe y porrazo” en un cultivo de cebolla que se inundó al cierre de la temporada ciclónica del 2008, ha sido el trago más amargo de este agricultor que gracias a su fe en la tierra ha sabido triunfar y hoy es coronado como “Agroempresario del Año 2012” .

Ganarle la batalla a las vicisitudes naturales del campo, llevando los rubros de su cosecha a la industrialización y creando alimentos terminados únicos en América Latina, como el mangú de plátanos y guineos, y los tostones, es el mayor logro de su ofi cio de agricultor que inició hace 46 años .

En esta balanza que da el “mundo incierto” de la agricultura, la comercialización y los negocios a gran escala, se ha desenvuelto Bienvenido Antonio Ortiz, conocido como Don Calín, logrando sobresalir y ser ejemplo de superación para la comunidad banileja que lo vio nacer .

Han pasado ya cuatro años de la tempestad que trajo el “mal tiempo” en víspera de aquella Navidad en que este empresario agrícola cerró los ojos para no ver cómo se perdía su siembra de cebolla y sin titubeos decidió de inmediato sembrar de nuevo .

Ese es el secreto del éxito: No desmayar, nunca parar, seguir sembrando, confi ar en una nueva y mejor cosecha, ayudar a los que se inician en esa tarea y saber que tan pronto cesen las lluvias puede germinar de nuevo la semilla y, quizás, con mayor esplendor que la que se perdió .

Y este ha sido el norte de Calín en las tantas veces que ha sabido perder en su quehacer agrícola, impregnándoles a sus hijos el espíritu de continuidad a pesar de los tropiezos, como le enseñó también un día su padre, un comerciante de mariscos y pescados de la comunidad de Matanzas, Baní .

“Ya estábamos en diciembre y yo le dije a Julio, mi hijo: ¡Hemos perdido! Se nos fue una cosecha de 60 tareas de cebolla, pero pa´lante, hay que sembrar de nuevo y tan pronto cesaron las lluvias así lo hicimos, y en la próxima siembra logramos recuperar siete millones de pesos”, nos cuenta don Calín con una satisfacción que solo la dan los años de la experiencia .

Trayectoria
Bienvenido Ortiz es tan espontaneo como la naturaleza misma. Al solicitarle una entrevista para hablar de su trayectoria, por el reconocimiento que le ha otorgado la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), primero nos invitó a conocer su fi nca, a probar un cerdo de su crianza, con plátanos, yuca, casabe, aguacate y mucha cebolla y entonces ya yo lo conocería en su entorno .

La entrevista se produjo una semana después en las instalaciones de este periódico, durante una visita que nos hizo junto a los dos hijos que lo acompañan en la travesía que le ha dado el éxito que lo ha hecho merecedor del premio que le entregará la JAD esta noche en el hotel Jaragua por su trabajo tesonero en la agropecuaria .

La historia de la pérdida millonaria de la cebolla se produjo al fi nal de la entrevista, cuando le dije: “Para terminar, ¿cuál es su recomendación para alcanzar el éxito?”. Cuenta entonces ese episodio de su ofi cio agrícola y especifi ca que situaciones parecidas ocurrieron varias veces .

La más reciente de esas situaciones fue la que trajo la tormenta Sandy, en octubre pasado, con la que perdió 10 millones de pesos en siembra de cebolla, pero que aplicando la misma fi losofía de “volver a empezar”, arrancó de nuevo y espera que antes de fi nalizar el año se salve un buen porcentaje del sudor de su trabajo .

Pasión “Negocio es una cosa, comercio es otra, y la agricultura es aventura. Hay que hacer que la semilla nazca bien, que el clima te ayude, la tecnología funcione, que la gente se anime y hasta que uno no termina, nada es seguro”. Esta es la refl exión de Julio César Ortiz Melo, el hijo que se dedica plenamente a las labores agropecuarias .

Pascual Bienvenido Ortiz Melo, quien también trabaja de lleno en esta jornada, dedicado a los procesos de industrialización, comercialización, presentación y promoción de los productos, pero además en la administración de la empresa familiar, llamada Casa Calín, es de pensar que la unión hace la fuerza y que si los que trabajan en la compañía tienen la confi anza en el trabajo, todos resultan exitosos .

El presidente ejecutivo de la JAD, Osmar Benítez, explicó que el consejo directivo de esa organización, tomó la decisión de otorgar esa distinción a Calín Ortiz en reconocimiento a su trayectoria agroindustrial y los aportes de su empresa durante décadas en benefi - cio del campo dominicano, en especial de los pequeños y medianos productores .

Historia Dado su tesonero trabajo, en poco tiempo Calín se convirtió en uno de los principales suplidores de rubros alimenticios agrícolas a los diferentes supermercados del país, especializándose en el mercadeo, a gran escala, de cebollas rojas y amarillas .

Con el trabajo y el entusiasmo de sus dos hijos varones, Pascual Bienvenido y Julio César Ortiz Melo, le pone valor agregado a los productos del campo y lanza al mercado la marca Congelados “DON CALÍN”, supliendo a más de 80 propiedades hoteleras y exportando al mercado de Puerto Rico .

Casa Calín, S.A. cuenta con un personal laboral de 300 padres de familia, además de que ofrece ayuda técnica, subsidio, préstamo de maquinarias y orientaciones a miles de campesinos que igual que esta familia forjadora logra triunfar desde el escenario del campo .

 EXPLICACIONES
Casa Calín es la empresa familiar creada por Bienvenido Antonio Ortiz (Calín) para solidificar su producción agrícola, la cual utiliza las más altas tecnologías de riego por goteo y usa el sistema de la innovación, al producir productos de consumo final que vende a hoteles y restaurantes .

En esa tarea ha logrado colocar en el mercado local y extranjero jugos naturales, mangú de plátanos y guineos, tostones y batatas listas para freír, yucas peladas refrigeradas industrialmente y maíz cocido. Su próximo alimento precocido es el puré de papas, el cual está en la fase final .

Además del mercado local, Casa Calín ha logrado expandir su producción y venta a Puerto Rico y en estos momentos concretiza acuerdos con varias empresas del sector turístico de los Estados Unidos .

El ímpetu de trabajo de Don Calín se inició a los 16 años cuando acompañaba a su padre en la distribución de mariscos y pescados por el pueblo de Matanzas, en Baní, y a la edad de 17 años administraba un colmado junto a su hermana Albania Emilia Ortiz (Mila) .

El deseo de expandirse lo hizo viajar a la capital e iniciar un nuevo reto, el cual solo pudo soportar durante dos años, ya que la competencia era muy fuerte porque otras dos pulperías más grandes que le quedaban enfrente se llevaban la clientela y como no es hombre de perder terreno, decide retornar a Baní, donde vuelve al colmado familiar .

En vista de que ese tipo de trabajo no era suficiente para levantar a una familia, Ortiz decide comprar una camioneta con una buena venta de tomates que hizo y comenzar a transportar frutas y vegetales para diferentes mercados del país, primero como acarreo y luego como productor .

 

COMENTARIOS 1
Comentó: LISTINJET
De: Estados Unidos
honor a quie honor merece. ojala en nuestro pais gocemos de mayor apoyo crediticio adecuado al campo, para que haya un don calin en cada pueblo de nuestra geografía. asi se acabara el hambre y el mundo esta abierto a recibir nuestros productos agropecuarios. señores, tenemos el privilegio de poder sembrar los doce meses del año. tenemos climas de todo tipo, desde la sequia del sur, (excelente para melones y sandias) , hasta las frias tierras de constanza, para los vegetales todo el año. suerte que tenemos al lic medina al timon, haciendo lo que mi lider iba a hacer en el 1963.....
4 Dic 2012 11:15 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Economía & Negocios