Ex oficial DNCD califica de 'infamia' acusación de narco  

HIRALDO GUERRERO ES RECLAMADO POR SU VÍNCULO CON QUIRINO PAULINO

  • Proceso. El ex jefe de Operaciones de la DNCD, Francisco Antonio Hiraldo Guerrero fue conducido a la Segunda Sala Penal de la SCJ.

El ex jefe de Operaciones de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), coronel puesto en retiro Francisco Antonio Hiraldo Guerrero, reclamado en extradición por los Estados Unidos, calificó de infamia la acusación que pesa en su contra sobre su vinculación al narcotráfico.

Hiraldo Guerrero dijo que decidió discutir sobre la solicitud de extradición, para desmentir la imputación en su contra.

“He decidido discutir la solicitud de extradición, para desmentir la infamia que pesa en mi nombre”, adujo el ex oficial de la Marina de Guerra, en Cámara de Consejo celebrado por los jueces de la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia (SCJ). Mientras que su abogado Ramón Pina Acevedo, le expresó al tribunal, presidido por Miriam Germán Brito e integrado por Alejandro Moscoso Segarra, Frank Soto, Esther Agelán Casasnova e Hiroíto Reyes, que el consejo de defensa decidió discutir dicha solicitud, ya que confía en los jueces que integran dicho tribunal.

En ese sentido, los jueces decidieron fijar para el próximo 14 de enero el conocimiento de la solicitud de extradición de Hiraldo Guerrero, reclamado por su vínculo con el excapitán del Ejército Nacional, Quirino Paulino Castillo.

En Cámara de Consejo estaban además de Hiraldo Guerrero y Pina Acevedo, los abogados Francisco Muñiz y Teófilo Grullón, así como los asesores Cristian Báez y José Antonio Ramírez. También la directora del departamento de extradición de la Procuraduría General de la República, Gisela Cueto González, y la abogada de la embajada de los Estados Unidos, Anaydis Alcántara.

Hiraldo Guerrero fue vinculado luego de las confesiones del excapitán Paulino Castillo y Carlos Rossó Peña a las autoridades norteamericanas en las que revelaron las implicaciones de éste y otros posibles militares en la protección de cargamentos de drogas.

De acuerdo a la solicitud de extradición, Hiraldo Guerrero, quien fungía como jefe de Operaciones de la DNCD, en el período 2006-2008, le daba facilidades a la red de Paulino Castillo para sus operaciones, y que también participaba de manera directa, para el ingreso exitoso de droga a la República Dominicana.

La acusación en contra de Hiraldo Guerrero, radica en cuatro cargos por narcotráfico en hechos ocurrido desde 2001 al 2009, cuando presuntamente contravino el deber que le imponía su posición pública, constituyéndose en supuesto agente del narcotráfico internacional.