ESTADOS UNIDOS

Mitt Romney se reconoce “frustrado” por no ser presidente

El republicano Mitt Romney reconoció ayer domingo que le frustraba no estar en la Casa Blanca para solucionar los problemas del país, en la primera entrevista que concedió desde que perdió la batalla electoral en noviembre y en la que criticó a su exrival Barack Obama.

"Me frustra no estar ahí, no estar en la Casa Blanca para hacer lo que hay que hacer", declaró a la cadena de televisión Fox. "Es duro", agregó.

Romney criticó severamente al presidente Obama por su gestión del conflicto presupuestario y de los recortes de 85.000 millones de dólares que empezaron a aplicarse el viernes, al no hallarse un acuerdo entre demócratas y republicanos en el Congreso.

"Nadie puede pensar que se trata de un éxito para el presidente", dijo. Pero el excandidato también criticó su propia campaña, reconoció que hizo declaraciones equivocadas y que hubo una falta de "eficacia" de su mensaje hacia las minorías, como los negros e hispanos.

Además, Romney recordó su larga y costosa campaña política hasta ser derrotado el 6 de noviembre por el saliente Obama.

"Estábamos en montañas rusas, (con momentos) excitantes y palpitantes, altibajos. Pero todo se detuvo", contó el republicano que desapareció de la esfera mediática.

El exgobernador de Massachusetts (noreste) apareció junto a su esposa Ann Romney, quien reconoció que el paso desde mitines políticos multitudinarios a una vida tranquila y lejos de los medios había requerido una cierta adaptación.

"Había mucha energía y pasión alrededor nuestro y de golpe no hubo nada", contó.