BELLEZA

Las extensiones de pelo: ventajas y desventajas

Normalmente son utilizadas para obtener más volumen por aquellas personas que poseen el pelo fino, también para dar más longitud en las melenas cortas, para cubrir zonas con poco cabello, o para hacer un cambio de “look” inmediato

Siempre se ha dicho que el pelo es el marco de la cara y una gran ayuda para que la mujer exprese su feminidad. En tiempo de colores, como ahora, son muchas las chicas que prefieren llevar el cabello corto, quizás porque así resulta más manejable o por las razones que fueran.  Sin embargo, hay muchas mujeres que prefieren hacer lo contrario y darle un efecto de abundancia a sus cabellos. Es ahí cuando entran en acción las adaptaciones de pelo. Este sistema de unir cabellos naturales o sintéticos con el propio se comenzó a utilizar por primera vez en los años 80 y sólo estaba destinado a las mujeres adineradas y famosas que la utilizaban para conseguir estilos de peinados diferentes y exóticos.

Una para cada gusto
Existen diferentes tipos de adaptaciones, como las extensiones con queratina, que se colocan pegándolas cerca del nacimiento del cabello, por lo que la unión es invisible y más resistente; también están las cosidas, en donde el cabello se une mediante una trenza con el propio pelo natural y una especie de cortina, que se sitúa en el extremo de la extensión. Existe un método con grapas especiales que fija el pelo natural o sintético al original. Las más fáciles de colocar y, para muchos, las menos dañinas son las extensiones de clic, aquí la adaptación se une mediante horquillas, las cuales pueden ponerte o quitarte en cualquier momento para darle trato al cabello.